Muerte de defensor de patrimonio cultural causa enojo entre pobladores Destacado

Feb 24, 2018 Hit: 4943
Muerte de defensor de patrimonio cultural causa enojo entre pobladores
www.elsudcaliforniano.com.mx

Consternación y enojo ha causado entre las rancherías de San Francisco de la Sierra la muerte de Francisco Ojeda Arce,

un vecino de la comunidad de Santa Marta que dedicó casi toda su vida a la defensa del patrimonio cultural y la identidad de esa región del norte del estado, famosa por sus antiquísimas pinturas rupestres y por albergar y dar cohesión a una de las últimas y más genuinas expresiones comunitarias y formas de vida del auténtico ranchero sudcaliforniano.

El irritación casi generalizada entre las familias de San Ignacio y las rancherías subió de nivel a causa del hermetismo de las autoridades que luego de más de 24 horas de haber encontrado el cadáver aun no daban a conocer las causas del deceso, lo que dio pie a todo tipo de especulaciones, desde acusaciones directas hacia el gobierno, sospechas de colusión o de complicidad de las autoridades con los asesinos, y una marcada incredulidad hacia lo que en las próximas horas pudiera informar la Procuraduría en sus comunicados de prensa.

La última vez que se le vio con vida a Francisco Ojeda fue el pasado domingo en la comunidad de San Ignacio, lugar al que había emigrado junto con su familia luego de su reciente retiro; iba a bordo de su vehículo con rumbo al ejido Alfredo V. Bonfil, en donde asistiría a una reunión de la Unión Ganadera. Luego de más de 48 horas de no tener noticias de él, su cuerpo sin vida fue encontrado en un sitio ubicado entre el ejido antes citado y Santa Rosalía.

Lee también: Cooperativistas piden esclarecer el varamiento de los delfines

Francisco Ojeda Arce fue durante 31 años de edad, custodio de la zona arqueológica de Santa Marta y se había jubilado hace apenas unos días en el Instituto Nacional de Antropología e Historia, institución que lo contrató en octubre de 1987 por su amplio conocimiento y por la defensa del patrimonio cultural de la región, incluso desde antes de que fuera declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 1993.

El pasado 10 de febrero cumplió 63 años de edad, y según lugareños consultados por El Sudcaliforniano, Francisco Ojeda Arce se distinguía por ser un hombre sencillo, de noble personalidad, de actitud buena, sana, y con grandes valores; le sobreviven su esposa y una hija.

Santa Marta, la comunidad donde pasó la mayor parte de su vida, se ubica en una de las partes más altas de la sierra, a tres horas a lomo de mula partiendo de San Francisco y a una hora en vehículo por una brecha cercana al ejido Alfredo V. Bonfil, en la parte más aislada y agreste del estado, zona serrana en donde las condiciones de marginalidad, miseria y atraso han orillado a algunos hasta a vivir en cuevas.

Al cierre de esta edición decenas de familiares, amigos y vecinos se encontraban o iban rumbo al rancho Santa Marta a esperar al fallecido para velarlo y darle cristiana sepultura, y al sentimiento colectivo de pesar se sumó la irritación por el hermetismo de las autoridades y el temor para hablar por miedo a represalias.

Leído 4943 Veces
Valore este artículo
(8 Votos)

Ciencia y Tecnologia

Destacado

Policiaca

Calendario

« September 2018 »
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Tipo de Cambio Dollar